Foto: Eliana Soza Martínez

DE COLOR HUMANO 

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

¿No les ha pasado al encontrarse con un amigo en la calle, la intención es la de reunirse en algún momento, pero no se puede ya que siempre estamos muy ocupados? ¿O cuando sus hijos quieren divertirse en familia y les dicen que no tienen tiempo pues hay muchas cosas pendientes que atender? A mí me pasa mucho, cada vez que me pongo metas de leer más, o salir con los chicos un feriado, siempre me digo «podría adelantar algo del trabajo», imagínense incluso un día libre.

Me animo a decir que a una gran mayoría le pasa esto y es que gracias al desarrollo de la tecnología, las ocho horas de trabajo diarias se han extendido, ahora a través de los celulares y las computadoras portátiles los trabajadores siguen atendiendo asuntos laborales a lo largo del día, ya sean llamadas, cartas, envío de archivos, atención a un cliente, etc. Por tanto el tiempo que tocaba dedicar a la familia, a las amistades, o sea, el que debería ser libre se ha desvanecido.

Además, esto no solo pasa a los mayores, sino también a los más pequeños de la casa, porque después de las horas de escuela, aparte de invertirlos en las tareas escolares deben hacerlo en actividades como clases de algún idioma, deporte u otros. No es que estén mal estos cursos, lo que digo es que al final les queda muy poco espacio para no hacer nada. Y es que este “no hacer nada” es mal visto por nuestras generaciones, es perder el tiempo. Por eso, tratamos de ocupar todo el día con labores, algunas necesarias, otras no.

Y claro, como consecuencia de no parar nos asaltan la ansiedad, el estrés, la depresión… Nos preguntamos entonces ¿por qué?; nonos damos cuenta que nosotros mismos hemos causado esta situación. ¿Cuándo fue la última vez que te quedaste en cama leyendo un libro, o pasaste una tarde entera charlando con alguien o simplemente jugando con tus hijos? Yo hace mucho tiempo que no lo hago.

Parece un pecado dedicar muchas horas a nuestros seres queridos o a uno mismo. No estamos conscientes de que esa es la mejor forma de prevenir todos los malestares que enumeramos antes, es decir, apagar un poco la mente, alejar las preocupaciones y olvidarse del reloj. Esta es una manía que tengo, supongo que desde siempre, pero ahora más con mis hijos. Incluso cuando alguna vez vamos al cine con mi esposo estoy pendiente de la hora, de no dejarles mucho tiempo al cuidado de otra persona, sean estos mis suegros o mi mamá, pues los conozco y sé que son traviesos, así que ando apurada por volver.

Entonces, reflexionando sobre el tema le pregunto a mi esposo: ¿Por qué no podemos estar una tarde sin hacer nada? Me responde: —porque tenemos responsabilidades. —Es cierto, muchas obligaciones con los hijos, el trabajo, la casa, nuestros sueños y nos olvidamos de disfrutar el momento. Estamos tan preocupados por el futuro de los niños, del pago de pensiones, del dinero para la comida, los servicios, las mascotas, la salud, el transporte, la ropa, etc., que descuidamos los vínculos, las conexiones con los que amamos.

La pesada rutina nos consume, vivimos en automático, haciendo las cosas que deberíamos hacer y cuando despertamos y nos damos cuenta los niños son grandes  y ya no quieren pasar minutos con nosotros, estamos tan viejos que no podemos viajar a los lugares exóticos que siempre quisimos, estas aspiraciones quedaron relegadas para el momento perfecto que pasó mientras no teníamos tiempo.  

Por todo esto es tan importante hallar un equilibrio entre las ocupaciones y el tiempo para nosotros, la familia y los amigos; para dedicarnos a disfrutar el amor que tenemos, la compañía de los niños, los placeres como leer, ver películas, dormir, comer o pasear. Olvidarnos del reloj y vivir el presente al máximo. Estos momentos serán los que después nos darán fuerzas para continuar con la rutina y saber que siempre podremos encontrar esos espacios para divertirse y ser felices.

Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

Cc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here