Foto:Tupiza es Noticia

DE COLOR HUMANO

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

Una de las figuras que se volvió viral estas últimas semanas fue Greta Thunberg, la adolescente sueca que lidera la lucha en contra del cambio climático. Su salto a la palestra pública mundial tuvo su clímax, en la reunión de la ONU sobre el clima en New York, el pasado 23 de septiembre.

A partir de su sentido discurso, además de ganarse millones de seguidores, también surgieron voces en contra. Muchos de estos últimos empezaron a difundir datos que la relacionaban con grandes intereses globales; se dijo que estaba siendo financiada por instancias extremistas, etc. Otros medios han desmentido estas acusaciones y aunque tuviera este apoyo económico, la pregunta es ¿acaso los líderes mundiales que asistieron a esta reunión no son financiados por intereses más grandes? ¿Por qué cobra mayor importancia la joven? ¿Por qué hay tanta gente enojada con ella?

Varias son las preguntas que surgen al respecto, pero yo pienso que debemos concentrarnos en otros temas. Para mí el realmente importante es la movilización de los jóvenes frente a una problemática global. Thunberg no es la única que está llamando a pronunciarse por esta causa, son muchos más  jóvenes, hombres y mujeres, actuando por esta misma causa que no tienen repercusión mediática como ella pero que de la misma forma han logrado congregar a grandes cantidades de sus pares en todo el mundo.

Lo importante, como decía, es que los más jóvenes hayan tomado la batuta sobre un tema tan transcendental: el medio ambiente; que sean la generación que a través de sus acciones globales hayan conseguido mayor efecto en la política internacional, que lograran que se visibilice el problema, que sus congéneres se lo apropien y por tanto alcen su voz fuerte y claro.

Es por eso que la huelga a la que Thunberg convocó fue llevada adelante no solo en las grandes capitales mundiales sino en Bolivia, especialmente cuando se incluyó el tema de la Chiquitanía. Ciudades como La Paz y Santa Cruz son las que más acciones emprenden, liderizadas por muchachas y muchachos voluntarios. Incluso se pudo ver que los bomberos que voluntariamente se trasladaron a los territorios donde se vivía el incendio fueron jóvenes.

Me emociona saber esto porque siempre he pensado que los jóvenes son los llamados primero para soñar en un mundo mejor y segundo luchar con el fin de cambiarlo. Debo admitir que estuve a punto de perder la fe en ellos y ellas. Por un tiempo los veía concentrados en sus propias vidas, en muchos casos, buscando sobre todo el placer efímero, un futuro lleno de dinero y poder.

La verdad es que me callaron la boca con todo este movimiento que están encabezando, cómo dan su opinión y se apoyan entre ellos y ellas no solo en las redes sociales, sino de la misma forma en las acciones de la vida real, marchando por las calles, armando alfombras humanas, reuniendo toda clase de apoyos para las personas y animales que sufrieron la pérdida de su hogar en los incendios, así como por la marcha que viene desde la Chiquitanía.

Es una realidad que, dentro de los movimientos, si bien les une la causa principal que es la protección del medio ambiente, existen muchas opiniones diferentes, en el interior, de cómo se deberían encontrar las mejores soluciones. Sin embargo, incluso estos debates son sanos, para fomentar la discusión, ser más creativos, aprender a negociar y a debatir, sobre todo.

Lo importante es que este despertar de la juventud será poderoso, ellos y ellas tienen la energía suficiente, la voluntad, la convicción y el compromiso para llevar adelante y defender esta causa mayor. Gritar juntos y fuerte que nuestra casa se está incendiando y que todos tenemos la obligación de hacer algo ya, sin excusas, sin pensarlo demasiado. Justamente los más jóvenes serán los afectados si nos quedamos con los brazos cruzados. Debemos actuar hoy, ya que es posible que ya no nos quede tanto tiempo.

Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

Cc/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here