Por: J. Augusto Yañez Vargas Sociólogo-Cuentista Social Twitter @YanezApostillas

Qué se puede decir nuevamente en esta fecha, 4 de junio, y el recordatorio de los 445 años de la “fundación” de Tupiza. Primero, que nos habían hecho creer que éramos la primera ciudad fundada por españoles, con todo el honor y la carga social e histórica que esto significa; pero celebrar y reconocer a los primeros días del sexto mes del año 1574 directamente nos quita este denominativo de ser los primeros en ser fundados. Por otra parte, resulta siempre contradictorio hacer apología de la opresión y sometimiento mediante una celebración del comienzo de una era de explotación y abusos por parte de los españoles a nuestra población de los denominados indomables Chichas. Entonces, por qué deberíamos seguir realizando estos festejos que nacieron de la reunión de unos reducidos “ilustrados” y de manera azarosa decidieron muy aventuradamente dictaminar al 4 de junio de 1574 como la fundación de Tupiza, antecedidos por la conformación del Comité Pro Cuarto Centenario en 1968, oficializando en algún sentido, esta fecha especulativa e improvisada.

Pero en fin, han pasado casi cuatro siglos y medio desde lo sucedido en la susodicha fundación y al haber ignorado todo lo acontecido en esos tiempos ahora rendimos tributo a la explotación y violencia hacia nuestros antepasados. Así, desde esa fecha, sucedieron muchos episodios en la historia de los Chichas donde siempre se ha identificado el sentido libertario de esta población que durante varios momentos se levantó contra este régimen en la búsqueda de ese espíritu autónomo que había sido característico en cada periodo. Lamentablemente, el repaso de la historia solo ha llegado hasta tiempos de la colonia desde donde parecería que se tiene una cronología válida, mucho más con el visto bueno de la fundación como un reconocimiento de la validez para la existencia de este pueblo ancestral y preincaico. Sin duda, la historia oficial suele tener una exigencia de que los pueblos de, la actual, Bolivia cuenten con una fecha de fundación para existir de manera formal en el escenario nacional pero afortunadamente esta perspectiva ha ido cambiando y ahora vamos más allá del simplismo y el enfoque colonial.

Una de las falencias de la construcción identitaria del pueblo chicheño ha sido la carencia de investigaciones rigurosas y especializadas que rastreen los derroteros de los Chichas originarios donde se devele, por ejemplo, los calendarios festivos que se solía tener antes de la colonia, y cómo no antes del incario, además de la cosmovisión. Con este trabajo se podría tener avances importantes en lo concerniente a la identidad de la región más allá de esa construcción mestizada con lo venido junto a la colonia. Sin embargo, de la misma forma que se exige la formalidad dentro de la historia, ahora tenemos un recurso importante para utilizar como atenuante de las invenciones imaginarias a decir de la Carta Orgánica Municipal de Tupiza de la Nación Chichas donde se ha dado un importante viraje respecto de la percepción sobre nuestra identidad rompiendo con lógicas miopes, señoriales y localistas que han afectado en la integración chicheña, pretendiendo mostrar a Tupiza como sinónimo de Chichas en detrimento del resto de provincias sureñas.

En este sentido, la Carta Orgánica Municipal de Tupiza de la Nación Chichas, de forma contundente y conclusiva, ha anulado al 4 de junio como fecha de fundación y más bien resalta el 7 de noviembre de 1810 donde se dio un paso importante para la emancipación de los libertarios Chichas, con los ineludibles levantamientos indígenas precedentes. Así, es menester entender que no necesitamos una fecha para celebrar la opresión, por lo tanto habrá que esperar la promulgación de la Carta Orgánica junto a la erradicación del falso protagonismo de las fundaciones coloniales basadas en sometimiento, junto a la compleja deconstrucción de la  tradición y costumbre en la cual la población se ha ido subsumiendo desde los años ’70. Consecuentemente, basados en la normativa municipal, deberemos direccionar nuestra atención hacia el “Mes Cívico Patriótico” de noviembre donde se encuentran la ya mencionada batalla de Suipacha, dentro del Artículo 3 de la Carta Orgánica donde se dictamina “Se establece que la fiesta grande y la fecha más importante del Gobierno Autónomo Municipal de Tupiza de la Nación Chichas y el acto central del mes cívico es el 7 de Noviembre día de la Batalla de Suipacha (Primera Batalla de la Independencia Americana librada frente a los invasores españoles el año 1810) y se reconoce como único día festivo con feriado municipal, con actividades previas, desfiles cívicos, serenatas veladas y otros actos culturales. De acuerdo a reglamentación específica” (VI.5). Con lo mencionado, queda pendiente el 17 de noviembre oficializada como fecha de Refundación de la Nación Chichas de la cual Tupiza fue y es parte fundamental para seguir este proceso reconstitutivo de la historia profunda de nuestro pueblo.

http://yanezapostillas.blogspot.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here