EL LIBRO QUE REVELÓ EL MISTERIO DE LA LENGUA DE LOS CHICHAS

0
466

Los pueblos que pierden su origen en el tiempo recóndito generan leyendas de su pasado y los pueblos de la Nación Chichas, no escapan a esta realidad pues además de leyendas, dejaron huellas de su presencia a través de diferentes manifestaciones culturales. Una pintura rupestre, un pedazo de cerámica, el resto de una vivienda, los huesos que se hacen polvo, son un referente para comprender la vida de los antiguos chichas.

La lengua o idioma es un elemento estructural de la cultura, es la manifestación de la vida social de cualquier pueblo, en el caso particular de la Nación Chichas, se machacó persistentemente que los chichas tuvieron su idioma, fue un reto a revelar, quitar el velo que cubría el manto suponía una investigación pormenorizada.

El libro de Freddy Tarcaya Gallardo, ha desentrañado y puesto en evidencia el idioma de los chichas que se enunciaba en documentos coloniales, investigaciones históricas y la trama de relaciones económicas, sociales y familiares de comunidades en la época temprana de la colonia y actual, pusieron las bases para sustentar una investigación plasmada en un libro. Otros elementos del sistema fueron los topónimos, la toponimia, los apellidos, las plantas. Además de ello, las expresiones, las palabras sueltas en el castellano y el quechua, que no correspondían a dichos idiomas.

La respuesta al misterio se concretó en el libro, Kunza el Idioma de la Nación Chichas que tiene como telón de fondo a las parcialidades chicheñas de los Calchas, Talinas, Atacamas, Lípez, Casavindo – Cochinocas, Churumatas, Ocloyas, Humahuacas, Tomatas, Wisijsas y otras, que actualmente se encuentran en los departamentos de Potosí, Chuquisaca y Tarija en Bolivia, otras están en el Norte argentino y el Norte chileno. Estas parcialidades en la época preincaica tenían su propio idioma y lo practicaban bajo el imperio incaico, la colonia y la república, en condiciones adversas puesto que la homogenización idiomática del quechua y el castellano impuesta por los sistemas dominantes del incario y la colonia tuvieron efectos en la paulatina depauperación del Kunza, la república no estuvo exenta de este proceso, puesto que en los hechos fue una prolongación de la quechuización y castellanización de la Nación Chichas.

El libro, Kunza el Idioma de la Nación Chichas se destila en ese contexto histórico, cuyas aristas se concatenan, en los restos lingüísticos, en los topónimos, en la antroponimia, en la zoonimia y en la fitonimia y que hoy se concretan en el habla chicheño, curiosamente en los idiomas quechua y castellano. Esta articulación idiomática, generó si vale el terminó una yuxtaposición. Es así que en algunos casos se da el dominio del Kunza sobre el castellano y el quechua y en otros casos ocurre lo contrario. No es casual encontrar denominaciones y palabras en uso cuyo origen también se encuentran en guaraní e idiomas circundantes a la territorialidad chicheña.

Los hallazgos concretos están concentrados en los glosarios donde se exponen las palabras comentadas y apoyadas en bibliografía de autores desde la perspectiva del kunza. Así mismo el estado “metamorfoseado” en que se encuentra el kunza es perceptible, vale decir, que su coexistencia en determinado periodo histórico con el quechua y el propio castellano dio lugar a las denominaciones híbridas, por ejemplo, de Lackisira: cabeza en kunza devendrá, La quesera (vendedora de queso), cuyo significado en castellano viene a expresar una situación diametralmente opuesta. Se establece también la variedad toponímica de origen kunza vigentes Chile, Argentina y Bolivia, por ejemplo Calama, Atacama y otros topónimos aparecen en territorios actuales de los tres países, confirmando la ocupación territorial preincaica y pre colonial del kunza que antecede a los tres países de hoy.

Del mismo modo se glosa denominaciones comunes que contienen raíces y terminaciones tales como: “es”, “is”, “iza”, “isa” y otras, explicadas desde el kunza. La cualidad de estos adjetivos posesivos dominantes en los topónimos despeja la incógnita y significado de Escara, Espicaya, Tupiza, Palquiza y otros espacios territoriales.

Siguiendo con el desarrollo lineal del proceso histórico se confirma que la presencia del quechua en territorio de la Nación Chichas, corresponde a la época de invasión incaica por datos históricos al año 1474. Ello significa que hasta la época de presencia española 1535, el sistema político incaico en los chichas apenas “rigió” 61 años. Se concluye que hasta hoy el idioma quechua tiene vigencia en la Nación Chichas 540 años, el castellano 480 años. Tiempo suficiente para que se “crea” que los chichas no tuvimos idioma.

El trabajo investigativo es un aporte al proceso del Estado Plurinacional en que los pueblos y naciones buscan su identidad para desarrollarle en el marco constitucional, en esa perspectiva se escribió esta obra. También, expone claramente que la pertenencia a una nación no se define por el idioma que se habla, la identidad de una nación se manifiesta también por factores culturales, históricos e identitarios, por tanto, los chicheños no somos quechuas ni españoles. Nuestra nación pese a haber adoptado otros idiomas dominantes hoy mantiene elementos culturales que se transformaron y transforman permanentemente en la interacción cultural con otros pueblos; demostrando que la cultura de la Nación Chichas no es amorfa, se nutre de la cultura universal manteniendo sus propias características. Es relevante también determinar que el kunza está vivo en el habla del pueblo chicheño.

LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL?

En el año 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución en la que se proclamó el año 2019 Año Internacional de las Lenguas Indígenas, sobre la base de una recomendación hecha por el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas. El lanzamiento se realizó el 1° de febrero. Oficialmente el Año Internacional de las Lenguas Indígenas propiciado por la UNESCO, está vigente.

Pedro Apala, Director General Ejecutivo del IPELC – Instituto Plurinacional de Estudio de Lenguas y Culturas, en declaraciones a medios de prensa, afirmó que: «El reconocimiento de la Nación Chichas y su idioma, el Kunza no es reciente,…En consecuencia este mes… tendremos noticias tanto para la Nación Chichas y su idioma el Kunza, para el Paunaca y el Joaquiniano. Las tres Naciones están esperando. Nosotros también estamos esperando y tenemos la esperanza y tengamos noticias, por lo menos de haber presentado ya, a la Asamblea Legislativa Plurinacional»

El reconocimiento de los idiomas Kunza, Paucana y Joaquiniano, será planteado a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su aprobación mediante una Ley corta. Remarcó Pedro Apala. El anuncio del Director del IPELC es oportuno en el año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here