Foto: Tupiza es Noticia

Está a punto de cumplir 80 años. Es escultor, pintor … mejor dicho es un artista plástico de esos que hoy en día ya no existen.

A «Perico» no le gusta estar encasillado en la plástica, clama por que le conozcan como un poeta y , también por su lado actoral en el afamado grupo teatral Nuevos Horizontes del cual fue parte.

«Perico» tiene un  documento identificativo que dice ser Pedro Rivas Navarro. No ha cambiado, sigue afrontando al tiempo, ese paso de los años que  no le perdona a nadie y que a uno le deja consumido físicamente.

No acepta los límites que el pasado le impone al presente. Por supuesto que es comprensible en todos esta actitud. Al dialogar con «Perico» muestra  lo emocionado y sensible al referirnos de sus amigos; Se acuerda de Liber Forti su maestro; también de Alfredo Dominguez que le patrocinó su primera exposición en La Paz; también extraña al cuentista  Gastón Suárez; y de otros amigos más.

Se jacta el  insuflar  »alma a la piedra» , lo dice de una manera sencilla, pausada , inocente y hasta irónico. El sentido de la vida es su  obsesión. Es sensible y muy generoso a riesgo de quedarse sin nada.

Es muy diligente cuando se trata de mostrarnos y explicarnos el significado  de sus creaciones, pinturas y esculturas. Guiados por «Perico», lo que parece una simple piedra , nos ubica para encontrar una silueta, una figura que da sentido a su obra que, encierra la vida, la soledad, la alegría y hasta la libertad .

En 1969 en la galería «Naira» de la ciudad de La Paz presentó su exposición de dibujos al óleo y grabados en piedra. La crítica dijo de él «… desde muy niño mostró su afición por el dibujo y la plástica. Su espíritu de hombre sencillo descubre en las formas de la naturaleza la inmensa belleza y poesía que hay en ellas y las plasma con su gran sensibilidad artística innata de este autodidacta artista».

En esa ocasión presentó 25 óleos y 11 grabados en piedra. Fue inolvidable por la cantidad de visitantes a la exposición y quién estaba a su lado fue su inseparable amigo Alfredo Dominguez . «…él no busca el elogio, el pide se pronuncie la crítica honesta, quiere saber si su obra tiene o no valor».

Las autoridades de turno, deberían fijarse en ciudadanos que aportaron al engrandecimiento  de la cultura o de esta tierra tupiceña.

Por Efe Eme.

1 Comentario

  1. En algún lugar guardo una tarjeta pintada por él, artesano que confeccionaba sus pinceles, hacía sus pinturas, un artista. Lo traté en los años 70, reservado, sincero y de un humor sutil. De las personas inolvidables Oskollo, Kika, donde estaba la Librería e Imprenta Renacimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here