Hernán Vargas

0
482
Hernan Vargas

Amigo de todos, infaltable en reunión de sus amigos, diestro para los chistes, siempre está con ese humor inconfundible de buen tipo. Mas conocido como ‘singanito’  y el resto uno se imagina, mejor no elucidar para no entrar en esa maraña de especulaciones.

Hernán Vargas es un retrato humano y al mismo tiempo tierno y sin edulcorante. Provoca curiosidad y vale la pena compartir

sus vivencias de  los años maravillosos que pasó como futbolista.

Nos cuenta que en 1968 fue llamado por Mario Mercado para ser parte del ‘Bolívar’ uno de los más famosos equipos de fútbol de nuestro país, aun lo sigue siendo. Grande fue la sorpresa saber que compartiría un equipo de grandes figuras, él estaría en medio de estrellas como Reynaldo Párraga  y Roberto Grimaldo (peruanos); Jose Villarroel, Loto (argentinos); Santiago Modesto (brasilero) ; Rene Rada, Hernán Cayo, Edgar Quinteros, Jesús Herbas  y otros famosos futbolistas de la época.

Jugó modestamente y fue quizás la esperanza del fútbol, no le fue mal pero marcó historia, demostró que un tupiceño como tantos otros son referentes en el país.

Al poco  tiempo ,en 1971 fue llamado para ser parte  del equipo millonario Always Ready que estando en la ‘B» subió a la primera de la mano de David Monasterios. Fue un hecho histórico y se festejó de tal forma que hasta nuestros días no se olvida ese  paso trascendental. Pasaron tres años y Vargas paso a filas de  «Universitario» de Potosí.

Mucha agua pasó por el puente, hoy en día, Hernán es un hincha bolívarista  hasta los zapatos como él mismo dice. Ahora jubilado de la Caja de Salud, pues trabajó en la parte administrativa con esmero y eficiencia. Cada día se le ve afanoso con su clásica camisa mangas cortas, sea primavera o invierno, la sangre me hierve, dice riéndose. Siempre gentil y saludando a los amigos o  conocidos que se le cruce . Hay que verlo al medio día con qué orgullo y alegría acude al kinder  a recoger a uno de sus nietos, de los siete que tiene. Es un ‘papá’ feliz por que sus hijos Gustavo, Luis, Claudia, Miguel y Verónica ya mayores y con un futuro brillante le dan esa felicidad; su compañera de toda la vida, la que le soporta es doña Rosaura Poma.

Hernán Vargas no es el bolivarista “pura boca» que nunca patearon un balón (de estos hay cientos). Es bolivarista con méritos de haber sido parte del equipo de primera, aunque les duela a muchos, dice riéndose al final de esta nota.

Por: Efe Eme # 35™®

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here