FOMENTANDO LA LECTURA DESDE LAS AULAS

0
Foto: Eliana Soza Martínez

DE COLOR HUMANO 

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

La primera semana de clases es importante, no solo para conocer a los profesores, sino también el material necesario solicitado para su uso. Este año, mi hijo mayor pasó a cuarto de primaria, ahora sus maestros serán diferentes en cada materia, es un gran reto, él afronta esta situación de forma valiente. Le ilusionaba conocer a su profesora de lenguaje y saber qué libros les hará leer, la gestión pasada leyó varios, aunque algunos no le gustaron mucho porque si bien son clásicos bolivianos, ya no responden a la realidad actual y hay que decir que la literatura infantil hoy tiene buenos representantes, pero no están siendo tomados en cuenta para la lectura oficial en las aulas.

Otro tema para tomar en cuenta por los profesores es el tipo de consumo de los niños de esta generación, pues han nacido en la época en la que la televisión es parte de su vida cotidiana y no solo canales locales y nacionales, ahora muchas familias tienen televisión por cable y algunas incluso estreaming como Netflix, además de todo lo que pueden ver en You tube gracias al Internet. Entonces podemos decir que la cantidad de estimulación audiovisual es muy alta en ellos. Aquí surge la pregunta ¿cómo los motivamos a leer?, cuando es más fácil ver la película o un video inspirado en el libro, porque en este ámbito hay mucho material educativo bastante atractivo para los más pequeños.

Pareciera ser que la literatura tiene menos armas y estrategias para ganarle al audiovisual en cuanto al interés de los niños. Sin embargo, esto no es así, al igual que todas las artes la literatura, ha evolucionado, especialmente con libros dirigidos a los más chiquitines. Es por eso que en las diferentes ferias del libro, o en las pocas librerías que hay en nuestras ciudades vemos títulos como “El Diario de Gravity Falls” (basado en un popular dibujo animado), diversidad de novelas gráficas consagradas: “Veinte mil leguas de viaje submarino”, “Dr. Jekyll y Mr. Hide” y otras, que si bien son clásicos, al ser llevados a un formato en el que la imagen juega un factor importante y al acercarse de esta manera al cómic, llama poderosamente la atención de los jóvenes lectores.

De la misma forma, las sagas: “Harry Potter”, “El señor de los anillos”, “Crepúsculo” y otras, debido a las películas taquilleras que las promocionaron a través de la gran pantalla, son maravillosas formas de motivar la lectura en los estudiantes de colegio. Por supuesto que los cómics de los superhéroes conocidísimos como los Avengers, La Liga de la Justicia, son textos que son bastante consumidos por niños y adolescentes, los mangas son otro género que se ha vuelto popular.

Lamentablemente, parece ser que para algunos docentes estos géneros no existen, los subestiman o no los conocen porque siguen dando a leer a sus alumnos libros,-insisto- no malos, pero que su interés se ha perdido, los chicos ya no se pueden identificar con los personajes, lo que torna su lectura aburrida y la consecuencia final que tiene esto, es que piensen que leer, significa aburrirse y a los que nos gusta este pasatiempo podemos afirmar contundentemente que no es así.

Ni siquiera es necesario recurrir a escritores extranjeros, existen varios nacionales que escriben para niños y tienen propuestas muy interesantes, ahí están: “Uma”, de Mariana Ruiz, “Crispín”, de la autora cruceña Biyú Suárez, “Silbidos, lluvia y piratas” y “Hormigas, letras, espinas y brujas” de María Julia Sueldo Bianchi, “Cuentos de niños y gatos” de Gigia Talarico, “En busca de un caballito de mar” de Verónica Linares, “El duende del Siglo XXI” de Bárbara Antelo y así podríamos seguir enumerando muchas obras y autores más, entonces no es que por falta de material nacional no podamos motivar la lectura en las aulas.

Es cierto que es una responsabilidad de los padres fomentar el hábito de la lectura en nuestros hijos desde que son muy pequeños, pero si en la escuela el menú de libros es el mismo que el de hace veinte años atrás o que las lecturas ya no tengan que ver con la realidad que viven los niños, leer para ellos será una tarea más y no un pasatiempo que se disfruta no solo en clases, sino en otros espacios.

Por todo esto creo que tenemos que modernizarnos todos, investigar qué se está produciendo en Bolivia con el fin único que desde pequeños los alumnos lean más y mejor, solo así como dice una frase que leí, “serán libres de tener su propia opinión, de conocer otras realidades, de ser empáticos, también inteligentes y de esta forma más felices.”

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

cc

ENTENDIENDO LO QUE ES LA HUMILDAD

0
Foto: Eliana Soza Martínez

DE COLOR HUMANO 

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

La humildad ha sido altamente apreciada en todos los tiempos. Entendida como el valor de los seres humanos de ser conscientes de las virtudes y defectos que tiene cada persona. Evitando así la comparación o por lo menos estar seguros de que siempre habrá mejores y peores personas que uno en algún aspecto de la vida. Es cierto que puede ser confundida como una debilidad o mal entendida como una falsa modestia, que solo demuestra el concepto contrario, que es una mayor soberbia. En este artículo quiero reflexionar junto a ustedes sobre la importancia de esta virtud en nuestras vidas.

Desde que nos damos cuenta de lo que hacemos bien y de lo que no, podemos practicar la humildad. Por supuesto que esta consciencia nos ayuda a mejorar lo que hacemos mal y continuar con lo que está bien y todo es parte de la formación de la autoestima, este aspecto tan importante en la vida, que nos hace aceptarnos tal como somos y que evita compararnos con los demás. Si hacemos esto, en algunos casos puede dar como resultado que nos creamos mejor que todos o por el contrario menos que los otros, cuando en realidad con el único con quien debemos compararnos es con nosotros; desear y trabajar para que mañana seamos mejor de lo que fuimos hoy.

Algo que sabemos todos es que la humildad es contraria a la soberbia, cuántas veces nos hemos encontrado con personas que andan alardeando sobre todo lo que tienen, cuando muchas no lo han conseguido por ellos mismos. La publicidad es la primera que nos motiva a aquello, como si un celular, una computadora o un reloj último modelo, ropa y zapatos de marca te hicieran mejor. En realidad yo pienso que nada, ni la inteligencia, ni los valores morales te hacen superior.

Lo que debemos pensar más bien y transmitir a las nuevas generaciones es que cada ser humano es único. Esto es muy difícil cuando en muchos ámbitos, siempre nos están comparando, por ejemplo, en la escuela con los cuadros de honor en cada curso, o en diferentes competencias deportivas, etc. Por supuesto que no está mal la sana competencia, pero es lamentable que no siempre se promueve esta en estos ambientes y es así como damos el mensaje a los más pequeños, que el único objetivo es salir primeros sin importar lo que hagamos por lograrlo. Pienso que es por esta razón que cuando crecen, estas personas solo pueden pensar en conseguir sus metas sin que importe lo que deban hacer por lograrlas, incluso engañar, dañar, pasar por encima de muchos, el objetivo: ser mejor que todos sobre todo.

La humildad está relacionada con ser agradecido y solidario. Agradecer y valorar no solo lo que tenemos, es decir lo que la vida nos dio, por lo que trabajamos, sino también por la ayuda y el apoyo que cada día recibimos de los seres queridos, amigos e incluso desconocidos. A la par, está lo que podemos hacer por los que nos rodean. La soberbia, muchas veces, nos encierra en una burbuja de egoísmo, en la que no necesitamos de nadie y tampoco sentimos como responsabilidad nuestra hacer algo por alguien. En cambio, la humildad, ese sentimiento que nos hace sentir en sintonía con otros nos impulsa a ayudar, a tender la mano, a servir a los que lo necesiten, sin sentirnos superiores por hacerlo, sino más bien afortunados por tener esa oportunidad.

Finalmente, podemos decir que ser humilde ayuda a que podamos ser empáticos y por tanto esta habilidad servirá para la convivencia en sociedad y esto se traduce que, en los diferentes espacios, como la escuela, la universidad, el trabajo, etc., seamos personas amables, sencillas y por tanto con relaciones más positivas, seremos más agradables al tratar con otros. Nos recordarán más y conseguiremos que sean más considerados y agradecidos con nosotros y en consecuencia viviremos en armonía y más felices.

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

LO QUE NOS ENSEÑA EL FRACASO

0
Foto:Tupiza es Noticia

DE COLOR HUMANO 

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

Desde que tenemos uso de razón, en el transcurso de nuestra vida, los padres, maestros y en general en todo espacio social nos inculcan que está mal equivocarnos. Tal vez pase más a menudo en los centros educativos, debido al tipo de educación que nos imparten. Si el maestro pregunta algo y no lo respondemos correctamente, los demás compañeros se ríen y el educador nos reprenderá por no saber la respuesta correcta. Si esto sucede varias veces, el mensaje será: no te equivoques, mejor ni respondas. A partir de esa pequeña experiencia, el error y en consecuencia el fracaso, que es un traspié mayor se vuelve un fantasma del que hay que escapar a toda costa.

 Así mismo el bombardeo de los medios masivos, el Internet y toda forma de comunicación nos envían mensajes en los que el éxito debe ser nuestro horizonte a seguir, entendido además como una vida llena de lujos, de poder, de reconocimiento social, en síntesis ser una estrella admirada. No creo que estén mal estos deseos, una característica de los latinoamericanos es que, a veces, soñamos en pequeño y no nos animamos a hacerlo en grande lo cual es  mejor. Lo que pienso que nos limita, es querer conseguir todo lo que deseamos a través de un camino llano y sin obstáculos.

Es muy difícil esperar que alguien esté preparado para enfrentar una situación adversa, pero que esta sea fulminante para la vida tampoco debería ser normal. Me pongo a pensar en los suicidios a finales del año, cuando los estudiantes se enteran de que se aplazaron y aquellos que se dan un día cualquiera en el que una relación amorosa termina; estos son casos extremos. También, se dan, al no poder ingresar a la universidad, al ser despedidos de un empleo o al no ser  aceptados en el  mismo. Tal vez, más a menudo pasa en el ámbito de las artes, cuando es rechazada una obra, se ha perdido un concurso o una convocatoria, etc.

El sentimiento de fracaso, para nadie es agradable, pero tampoco nadie nos dice que es una maravillosa forma de aprender. Si tenemos la mente lo suficientemente abierta podemos aprovecharla como una lección de vida que nos hará evolucionar, que nos servirá para conocer nuestros mayores defectos, aunque también la capacidad de levantarnos y continuar, incluso tal vez con más fuerza, superando nuestras limitaciones.

Veía en un video, como una niña de unos seis años aprendía a manejar bicicleta, se cayó unas veinte veces durante cinco minutos, algunas veces golpeándose muy fuerte, mas no paró, se sacudía el polvo y volvía a intentar. Me impresionó su constancia, el no darse por vencida. Me preguntaba ¿qué la hace continuar? Será terquedad o más bien su deseo de pasear en bicicleta. Lo que fuera, hizo que después de casi una hora lograra su objetivo.

Similar a esta historia tenemos otras de personalidades como el basquetbolista Michael Jordan que fue rechazado en el equipo de su escuela y una de sus frases más conocidas es “He fallado una vez tras otra en mi vida. Y es por eso que he triunfado”. Lo mismo le pasó a la escritora J.K. Rowling a la que varias veces le rechazaron el primer manuscrito de Harry Potter y solo una editorial independiente lo aceptó.

Así existen más historias como esas, ¿cuál es el punto común de todas?: la resiliencia, que es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a las situaciones adversas. Es decir la habilidad de superar los fracasos con una actitud positiva, la misma que hizo levantarse a la niña y volver a intentar y lo que hizo triunfar a muchos famosos. La perseverancia, la disciplina, la confianza en uno mismo son herramientas que nos ayudan a no darnos por vencidos por muy mal que nos vaya.

Por tanto, podemos concluir que las adversidades o las equivocaciones que tengamos, pueden ser oportunidades para ser mejores y no deben ser tomadas como lo peor que nos puede pasar. La próxima vez que nos enfrentemos a un fracaso, a un rechazo, a un error practiquemos la resiliencia y veamos una oportunidad de crecer personal y profesionalmente.

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

HOMERO CARVALHO, UNO DE LOS ESCRITORES BOLIVIANOS MÁS UNIVERSALES

0
Foto:Tupiza es Noticia

DE COLOR HUMANO 

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

Desde el año pasado el escritor chuquisaqueño, nacido en la ciudad de Culpina, Iván Jesús Castro Aruzamen viene presentando en toda Bolivia sus libros: Homero Carvalho, la odisea de las palabras y Cada vida un recuerdo, ambos de la editorial Kipus. El primero un compendio de textos sobre la obra del reconocido autor beniano y el segundo el primer libro de cuentos de Castro.

Esta semana tuve la oportunidad de ser quien comente el primer libro en la ciudad de Sucre, para lo cual escribí la siguiente presentación que deseo compartir con ustedes:

Desde hace más de medio siglo, un hombre de semblante sereno y amable, ojos generosos y un bigote espeso y cenizo, característico en él ha llenado palabra a palabra un río de literatura, uno igual al que lo vio nacer en su Santa Ana del Yacuma y que con su fuerza poética atraviesa todo Bolivia, pero que desemboca también en mares universales. Este ser, a veces, me parece sobrenatural y mágico por las anécdotas de su vida, como la de su nombre que marcó su destino, Homero el de la Odisea. A demás, la herencia de su padre: escritor y periodista; las enseñanzas de su madre sobre cómo descifrar la naturaleza, leyendo al viento, las estrellas, los árboles y los ríos de su ciudad natal. O aquella otra anécdota, en la que su tartamudeo lo obligó a escribir para narrar fluidamente las historias que no podía contar con su propia voz a sus amiguitos.

Estoy segura que estas y otras infinitas historias rondaron su vida y forman a este ser de palabras que llena, a sus lectores, de belleza a través de su poesía; nos regala universos y personajes entrañables como Precioso (El espejo de Precioso), Justina Cusicanqui (Pachamama), el origamista, Tomiashe Arakaki (Origami) y cuántos más podría nombrar, pero no alcanzaría el presente texto.

Él con su voz profunda y la impresionante memoria que lo hace declamar a la perfección los poemas de sus escritores favoritos ha recorrido Bolivia y otros países llevando sus palabras en representación boliviana. A donde quiera que va, habla de sus colegas, a los que no deja de valorar por el orgullo de ser uno más de los hijos de esta tierra.

De la misma forma, no solo escribe, sino gestiona cultura a través de la organización de eventos, talleres y cursos; de la promoción de la lectura, escribiendo reseñas de libros, de autores nóveles como conocidos, prologa otros más porque cree en la luz de los demás y la aviva.

Su narrativa y poesía no solo han llegado a lectores de nuestro país, sino de otros, gracias a las innumerables antologías internacionales que han incluido entre sus páginas poemas y cuentos de nuestro escritor. Los premios fuera del país y los obtenidos en Bolivia son otras de las razones por las que puede ser definido como uno de los escritores bolivianos más universales, versátiles y prolíficos de estos tiempos.

Para subrayar estas características, el reto que se planteó Iván Jesús Castro Aruzamen en su libro “Homero Carvalho: La odisea de las palabras” fue reunir en un solo tomo setenta ensayos, reseñas y comentarios de poetas, escritores, críticos literarios y periodistas bolivianos e internacionales que se publicaron dentro y fuera del país. Cada uno de estos textos hace una reflexión sobre los géneros, que de forma versátil maneja Carvalho, fluyendo por la poesía, cuento y novela, como un navegante preciso y conocedor de cada tipo de agua en la que debe remar.

El cariño filial de casi veinte años y la valoración de la obra de Homero como literatura motivaron a Iván a emprender una investigación exhaustiva sobre todo el material que se había escrito hasta ese momento, incluyendo los impresos y virtuales; medios comunicacionales, revistas y otros. La admiración mutua de ambos escritores fue construyendo la amistad que a pesar de ser sólida no evita que sean críticos recíprocamente.

La idea y desarrollo de este proyecto fue apoyado desde el principio por el homenajeado, lo que le sirvió a Iván para conseguir el material necesario e ir entretejiendo cada texto con la vasta producción carvalheana, como la llama su autor en la introducción del libro.

Las miradas de los autores de cada texto, animan a los lectores a ser seguidores de nuestro escritor porque en cada una de sus palabras encuentran simbolismo, profundidad, espiritualidad, humanidad y sobre todo belleza. Alguno diría que Carvalho no tiene nada que envidiar a los grandes escritores internacionales.

Algo que me llamó la atención del libro fue como otros escritores reconocidos y contemporáneos han comentado los libros de Homero, este reconocimiento que no siempre es conseguido por un autor en su patria, él lo consiguió. Sin embargo, hay más literatos que reconocen la trayectoria de nuestro autor por lo que me permití pedirles ayuda para comentar sobre la obra del que yo considero mi Maestro.

“Comenzaré afirmando lo que todos sabemos, que Homero Carvalho es un extraordinario narrador y poeta; sin embargo, a esta verdad de Perogrullo yo puedo agregarle algo que pocos están en condiciones de manifestar: tuve la alegría de trabajar con él. Como compilador que fue de la Antología Iberamericana de microcuento, (2017) Editorial Torre de Papel, recibí de Homero el honor de que confiara en mi criterio para seleccionar microrrelatistas argentinos.  Su actitud, por la que siempre estaré agradecida, no fue la de un jefe, sino la de un colega respetuoso y generoso. Confianza, respeto, generosidad, que se repitieron cuando, gracias a su decisión, fui invitada al “III Encuentro de Microficción realizado en la XX Feria Internacional del Libro en Santa Cruz de La Sierra”, evento donde, además de conocer personalmente a un exquisito grupo de microrrelatistas bolivianos, tuve la oportunidad de ser testigo del atento, deferente cariño que su país siente por nuestro escritor. Homero Carvalho Oliva, quien, a la suma de sus logros, por todos conocidos, en tierra extranjera,  puede adicionar la merecida dicha de ser profeta en su propia tierra”. Patrica Nasello, escritora argentina, editora de la Revista Piedra y Nido, espacio de difusión de la microficción hispanoamericana.

“Homero Carvalho Oliva es un escritor que ha mostrado largamente, una extraordinaria ductilidad y una enorme capacidad creativa que se advierte en la soltura con que abarca todos los géneros literarios. Un escritor indispensable en la literatura boliviana”. Antonio Cruz, escritor argentino, director de la conocida revista literaria Tardes Amarillas.

“Homero Carvalho, un escritor, pero ante todo un gran ser humano que ha vivido para la Literatura en cada una de sus manifestaciones, cuento, microcuento, novela, ensayo, artículos y en cada uno lo ha hecho bien. Su poesía está presente más allá de sus versos en los que ha merecido un amplio reconocimiento.  En cada párrafo narrativo está involucrada una dosis de creación poética que no necesita alinear en cortas frases para decir mucho. Hay en cada escrito de Homero una huella de su país que nos sabe contar con sencillez, con afecto a la tierra y a los que la habitan en su cotidianidad y en su trascendencia a través del tiempo. A lo largo de su obra encontramos ese pasado y el presente de Bolivia, que es también el del hombre latinoamericano inmerso en su historia de muchos rasgos en común. Hablar de Homero es referirnos a una vida dedicada a la escritura en constante búsqueda. Es hablar de una obra que como el espejo nos ayuda a vernos de cerca y entender esta realidad compleja a través de sus personajes en medio de situaciones que nos muestran un continente fracturado que se rearma a través de sus piezas dispersas”. Luis Ignacio Muñoz, escritor colombiano, director de la Revista Literaria Letras Itinerantes.

“Un escritor versátil que en su compromiso con la literatura lo mismo incursiona en la narración imaginativa que en la poesía y que no olvida el compromiso político que su patria le exige en estos momentos de efervescencia social”. Javier Perucho, editor, ensayista e historiador literario mexicano.

“Carvalho es un hombre súper valiente y entregado a la literatura. Hay pocos así. Uno de ellos y a quien admiro por sobre todo es Kafka. Necesitamos más Homeros y Kafkas y Duras y Lispector para ser más unidos y más fuertes. Y creer, como si fuera una religión, en el arte de la escritura”. Lilián Elphick, escritora chilena y editora de la revista literaria Brevilla.

Por último, debo puntualizar que el libro del chuquisaqueño Iván Jesús Castro Aruzamen es la excusa perfecta para acercarnos a la obra de Homero Carvalho, ya sea que como lectores disfrutemos la poesía, el cuento o la novela. En sus páginas encontraremos voces y miradas diversas, pero sobre todo razones para leer a nuestro autor. Cierro este comentario con letras de Iván Castro: “Es de esperar que Homero Carvalho Oliva, el beniano más universal que ha dado la literatura nacional y para quien la literatura es un modo de vida porque no existe otro, siga transitando por ese río de palabras que está en toda su obra, y que navegar por las mismas para el lector continúe siendo una constante Odisea”.

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

LA NECESIDAD DE UN PROYECTO DE VIDA

0
Foto:Tupiza es Noticia

DE COLOR HUMANO 

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

Estas últimas semanas que he tenido la oportunidad de ser parte de los facilitadores del curso preuniversitario de la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca estuve en contacto con cientos de jóvenes, algunos con la idea clara de lo que desean para su futuro y otros (una gran mayoría) sin saber exactamente cuál es su mayor sueño.

Es cierto que no pregunté a cada uno sobre sus metas, inmediatas o a largo plazo, pero creo que uno puede inferir esto a partir de sus acciones, de la voluntad, del interés que le ponen al curso que se constituye en la antesala de la puerta que los llevará a su futuro profesional. Algunos continúan con una mentalidad infantil, pensando que todo es sencillo y lo peor, que no es necesario esforzarse por una meta.

En parte, esto es responsabilidad de nosotros los padres de esta generación que amamos tanto a nuestros hijos que nos olvidamos de darles responsabilidades, se las quitamos de las manos, por ejemplo, cuando hacemos sus tareas porque nos da pena que estén toda la tarde en esa actividad, o negociamos con los profesores con el fin de que no se aplacen. También, cuando no les ponemos límites y nunca les decimos que no. 

Hay tanta información en Internet sobre cómo educar a los hijos y tantas opciones que quedamos confundidos y como todos nos podemos equivocar. Especialmente, cuando buscamos evitar dolor a los pequeños y para eso vamos quitándoles las piedras del camino, sin darnos cuenta que en realidad debemos prepararlos para que ellos puedan sortear esos obstáculos.

Las consecuencias: estamos criando jóvenes que no saben lo que quieren, que están acostumbrados a que todo lo obtengan fácilmente, sin esfuerzo y si fracasan buscan culpables fuera de ellos, por tanto, no son capaces de afrontar sus propias responsabilidades. Es una realidad que este tipo de personas solo sufrirá; algún día sus padres ya no podrán protegerlos, ni sacarles de apuros y en definitiva así no podrán vivir de forma independiente.

A esto se suma que son pocos los progenitores que enseñan a sus hijos, la necesidad de contar con un proyecto de vida, o sea tener un sueño por el cual luchar con cada decisión que tomemos y cada acción que realicemos. No es simple, la mayoría nos proponemos tan solo metas; salir del colegio, entrar y terminar la universidad, conseguir un trabajo, etc. La pregunta es, sin embargo, ¿qué es lo que deseo lograr, en qué quiero convertirme? No puedo decir que yo lo tenía claro cuando fui bachiller, ni siquiera cuando egresé de Comunicación Social, o tal vez sí, pero no estaba segura. Entonces, lo que hacemos no se concentra en nada específico y vamos picoteando uno y otro interés, los días pasan cumpliendo los fines que nos propusimos sin dirigirse a ningún norte.

Encontré mi sueño, apenas un par de años atrás y no saben lo feliz que me hace, aunque a veces pienso que hubiera podido hacer más si lo determinaba antes, hubiera tenido mayor tiempo para ser mejor y ahora estaría en otro nivel de ser escritora. Por eso creo que es fundamental motivar a los jóvenes a encontrar ese sueño, ese proyecto de vida que será su norte al que dirigirán todas sus acciones y decisiones, porque el que lucharán incasablemente a pesar de caer y equivocarse, no habrá nada tan importante que hacer realidad esa visión.

Como padres no podremos hacerlo por ellos, por eso es nuestra responsabilidad enseñarles y darles confianza de que pueden hacerlo, prepararlos para superar fracasos, levantarse después de una caída, intentarlo una y otra vez, porque la perseverancia, la voluntad y la pasión son lo más importante para convertirse en lo que uno ha soñado ser.

Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

Cc/

EL AMOR EN LA NAVIDAD

0
Foto:Tupiza es Noticia

DE COLOR HUMANO 

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

Cada vez, las Fiestas de Fin de Año nos plantean diferentes retos, de acuerdo al momento en que vivimos. Hoy quisiera que nos concentremos en una realidad, que con el paso del tiempo es más evidente: la soledad. Es verdad que no es una situación solo de estas fiestas, sino de la vida en general, pero me animo a decir que se siente mucho más en esta época.

Por sí misma la soledad no es mala, en muchos casos es sanadora, nos ayuda a encontrarnos a nosotros cuando estamos perdidos y también nos enseña a amarnos. Sin embargo, lo que no debemos dejar que nos quite es el amor hacia el otro, el compartir, el dialogar, incluso el disentir. Somos seres sociales por naturaleza por lo que vivir aislados no es la mejor forma de existencia y eso pensando que uno elige estar solo. Sin embargo, muchas personas viven en soledad, sin haberla buscado. Muchas de ellas son de la tercera edad, abuelos y abuelas que han sido abandonados por sus hijos y que no tienen quien los visite.

En cualquiera de los casos debemos decir que la vida misma sin algo de amor no es completa y no solo hablo del amor romántico, sino del amor filial, el de los amigos y también de las mascotas, que pueden llegar a ser la mejor compañía. Muchas veces creemos que el amor es solo el que se puede vivir en pareja y no es así. El sentimiento compartido con los padres, hermanos, tíos, primos, abuelos puede ser tan grande que nos salva de cualquier mal momento. También el contar con amigos y amigas tan queridos que los consideramos hermanos de corazón, esos que siempre están en los momentos malos y buenos. Otra forma del amor es cuando ayudamos a un desconocido, cuando entregamos el corazón por hacer el bien. Finalmente, las mascotas, esos seres que, aunque no hablan siempre nos escuchan, que nos aman con todo su corazón incondicionalmente, los que se alegran al vernos llegar del trabajo y se acurrucan con nosotros cuando estamos tristes.

Como verán el amor está por todas partes, al alcance de las manos, solo depende de la propia voluntad alcanzarlo. Este fin de año nos propongamos entregar como el mejor regalo nuestro cariño desde el corazón, con los familiares, tal vez reconciliándonos con algunos con los que estemos alejados, distanciados, enojados; diciéndoles simplemente un te quiero a los padres, hermanos, abuelos, y a todas las personas con las cuales no tuvimos, durante este tiempo muy buenas relaciones. Pasando tiempo con los amigos, escuchándolos, ahora es tan difícil debido a la tecnología, la atención completa puede ser un maravilloso obsequio.

Con el otro, con el que necesita más; no entreguemos lo que nos sobra sino compartamos lo que tenemos, comida, ropa, respeto, dignidad y alegría. Es una de las formas maravillosas del amor y al dar tanto como se pueda, regresa mucho más. Lo mismo ocurre con las propias mascotas o con los animales de la calle, regalemos un hogar al desamparado, así cambiaremos su vida y la nuestra.

Regalemos entonces en esta Navidad abrazos por doquier, cariño en cada acción, respeto en cada acto solidario, perdón a los que lo desean y a los que no, reconciliación con todos, te quieros sin envolturas porque no las necesitan. Así pasaremos las mejores Fiestas del mundo a pesar de la crisis, y de no contar con dinero ni regalos materiales, simplemente con la felicidad de amar por sobre todas las cosas. Para terminar la columna les comparto un microcuento navideño que gráfica, lo que acabamos de hablar.

Gato gris

Por Eliana Soza Martínez

Desde hace varios años su Navidad era solitaria, armaba un pequeño árbol sintético con adornos heredados de su familia, un nacimiento antiguo hecho de harina de arroz, con animales de yeso circundando el pesebre. Comía algo comprado en un mercado cercano, no valía la pena cocinar picana para una sola persona. Todo cambió con la llegada de un gato gris desharrapado que se asomaba a su ventana, con la cara hambrienta. La conquistó en un par de semanas. Para la Nochebuena, de ese año, juntos festejaron comiendo un suculento festín y despilfarrando alegría. El minino por fin tenía un hogar y ella la mejor compañía.

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

¿LOS NIÑOS DE HOY SON MENOS IMAGINATIVOS?

0
Foto: Eliana Soza Martínez

DE COLOR HUMANO

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

Uno de los grandes retos de estas vacaciones, para los que somos padres de niños pequeños es no dejarlos, todo el tiempo, con las niñeras confiables: las pantallas. Ya que ahora son varias. Hace algunos años, la televisión era la única, pero en la actualidad, el play station, la tablet, la computadora y el celular se sumaron. La verdad es que es muy cómodo decirles que vayan a ver cualquiera de estos artefactos mientras hacemos los quehaceres, o algún trabajo. Lo que no imaginamos es cuánto afectará esta exposición a la creatividad y al mundo interior de nuestros hijos.

Se han dado cuenta que en las aulas abundan, más que antes, los niños a los que les cuesta concentrarse y atender. En el curso de mi hijo, por lo menos había dos pequeños, a los que, según sus mamás, los habían diagnosticado con Trastorno por déficit de atención con hiperactividad. No sé si debe a que antes no se conocía este padecimiento, ya que en mi época de colegio no veía que alguien lo sufriera. Pensándolo, apenas teníamos la televisión y nada más por unas horas. Recuerdo que era a partir de las seis de la tarde y solo ponían un par de dibujos animados.

Entonces, ¿cuál será el efecto que causa el bombardeo de tantas imágenes a los pequeñines? Los científicos nos dicen que son varios, entre ellos: la disminución de la capacidad de crear imágenes en su mente. Cuando les leemos un cuento a los niños, su cerebro crea algo así como un video de las escenas y hechos que describen las oraciones. Sin embargo, si todo viene del exterior, de los dibujitos animados, de los juegos en computadora, Play Station o celular, de los videos de Youtube, irá siendo cada vez más difícil para ellos inventar sus propias representaciones.

Incluso nos pasa a nosotros, por ejemplo, si vemos una película antes de leer el libro en la que está basada. En vez de idear nuestros propios personajes, serán los actores y actrices del film los que imaginemos en la mente. Esto afecta de varias formas a los más chiquitines porque si vieron a un ogro o gigante algo aterrador, será este el que aparezca en su mente y por tanto puede ser el que lo asuste en una pesadilla por la noche. En cambio, si él mismo hubiera concebido la imagen de estos seres inexistentes, ésta estaría creada a su medida.

Esta disminución de la creatividad puede afectar también a su relacionamiento con otros, pues para que ellos se interesen en lo que el otro le cuenta y empatizar con ello, tienen que tener la capacidad de imaginárselo, de vivirlo en su cabeza, más si no cuentan con esa habilidad tampoco podrán ser empáticos y sabemos que esta es una habilidad importante para la convivencia social.

La pregunta es ¿qué hacemos para evitar que se pierda la capacidad creativa en niños y niñas? Lo más obvio parece ser alejarlos de las pantallas, pero seamos sinceros no es nada fácil, especialmente cuando trabajamos en casa y es poca la posibilidad de estar todo el tiempo con ellos.

Lo que sí debemos hacer es disminuir su exposición, motivarlos a jugar con sus juguetes más simples y que ellos vayan creando sus historias, inventando personajes y mundos. Leerles cuentos, en lo posible todos los días. Lo que recomiendan los expertos es leer el mismo varias veces, durante una semana por ejemplo y luego recién cambiarlo. Podemos intentar contarles una historia usando títeres u otros muñecos. Dependerá de la creatividad de los padres. Lo fundamental es que no dejemos que se pierda la imaginación de los hijos, pues es una de las cualidades esenciales para una vida feliz y exitosa.

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

LA MANIPULACIÓN PSICOLÓGICA

0
Foto: Eliana Soza Martínez

DE COLOR HUMANO

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

En el transcurso de nuestra vida nos topamos con relaciones, no solo sentimentales, sino familiares, amistosas y también con los que consideramos líderes sociales y políticos, situaciones en las que somos manipulados psicológicamente. Demás está decir que las consecuencias pueden ser funestas para nosotros porque nos llevan a situaciones extremas, de las que luego es bastante difícil salir. Trataremos de graficar estos efectos, pero primero deberíamos empezar con la pregunta principal ¿cuáles son las formas más comunes de este tipo de manipulación?

Iremos enumerando algunas de ellas:

La victimización. – En este tipo de relación, uno manipula al otro haciéndole sentir culpable de sus acciones. Por ejemplo: Escenas en las que la mamá se enferma o sufre un problema psicológico justo cuando alguno de sus hijos está a punto de irse a su nuevo departamento, es muy común. Si trasladamos este tipo de relación a lo que vivimos en el país todos los días, vamos viendo actos de victimización, algunos líderes usan los consabidos discursos de que las únicas víctimas son ellas para conseguir que los otros se sientan culpables.

Mentir. – Otra forma eficaz de conseguir la manipulación es la mentira, porque gracias a este antivalor se construyen enemigos imaginarios; así cuando una amiga del colegio nos dice que otra habla mal de una a nuestras espaldas en forma constante, empezamos a odiar y hablar mal de ella, a manera de venganza. Ahora, imaginemos esto aplicado en la sociedad, con mentiras mayores y peligrosas que pueden crear el odio, desconfianza y prejuicios de todo un grupo social, racial, político, etc., contra otro. Algunas de las consecuencias más desafortunadas las estamos viviendo actualmente en el país.

Usar bienes materiales. – Es otra manera baja de chantaje y pasa cuando una persona cree que a través de regalos, dinero o ayudas puede obtener lo que desea sin importar lo que sea. En la vida personal es lo más común; si uno recibe un regalo o un favor económico, será muy difícil decir no a cualquier petición. En lo social, muchos políticos han usado esta forma de manipulación para conseguir favores de las personas, de organizaciones, instituciones y otros. Lamentablemente, en este momento de crisis vemos cómo se utiliza el dinero en bolivianos o dólares transportado en mochilas por las ciudades convulsionadas, para comprar la participación de muchos activistas en acciones violentas; además de haberse hecho públicas denuncias de cobro de multas por no asistir a movilizaciones.

Infundir miedo. – Esta forma de manipulación es una de las más perversas porque recurren a la intimidación para lograr sus objetivos. Pasa mucho en parejas, en la que alguien es violento (a) y amenaza a la otra con maltratarla físicamente para que cumpla con sus demandas, como por ejemplo que no la deje, que continúe siendo parte de esa relación toxica. Se ve esta conminación de parte de violadores a sus víctimas a quienes les dicen que las matarán o dañarán a su familia sino se quedan calladas. También, pasa en lo social, por eso los medios de comunicación y las redes reproducen las coacciones que sufren algunos pobladores para realizar acciones que no desean, o les piden quedarse callados, y así van sumando sus exigencias.

Como se puede evidenciar hay muchas maneras de manipulación. En este artículo solo revisamos algunas. Las consecuencias de todas es que nos orillan a soportar relaciones en las que no somos felices, aceptar la violencia en sus diferentes formas y en otras ocasiones hacer cosas que no hubiéramos hecho nunca, incluso poner en riesgo nuestra vida y la de los seres queridos. Cada una es una tortura emocional y física que nadie merece.

Por lo que expusimos anteriormente, es muy importante en primera instancia, saber identificar este tipo de manipulación. Lamentablemente, es difícil estar consciente de ello si una persona está cegada por el cariño, el amor o la admiración hacia la otra. Algunas señales son: no sentirse feliz, no estar de acuerdo con decisiones que afecten la autoestima, sentirnos culpables en muchas ocasiones, sentir que somos obligados a hacer algunas cosas.

En nuestras manos está terminar con estas relaciones. Lo importante es no sentirnos solos, ir en pos de ayuda y no tener vergüenza de hacerlo. Se juegan en este aspecto muchos valores, como la honestidad, además ponemos en riesgo nuestra felicidad y la tranquilidad de la familia; de ahí que debemos hablar, denunciar y buscar el propio bienestar, pero también de los demás con quienes vivimos y compartimos en los barrios, ciudades y toda Bolivia.

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

Cc/

DISIDENCIAS EN PAZ DESDE POTOSÍ

2
Foto: Eliana Soza Martínez

DE COLOR HUMANO

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

Hace varios días, la población de Potosí recibió una infinidad de mensajes alarmistas a través de las redes indicando que un grupo grande de campesinos, de varios lugares del área rural, se movilizaba hasta la ciudad para causar terror igual que se hacía en las ciudades de El Alto, La Paz y Cochabamba. Los potosinos salieron a las calles organizados por sectores, en grupos de vigilia, alrededor de fogatas para mitigar el frio y el sueño; especialmente en los centros de abasto como el mercado Uyuni. Los ciudadanos querían proteger sus comercios, casas y a sus familias y si tenían que pelear para hacerlo estaban dispuestos.

Felizmente, esa noche no pasó nada, así lo verificó Juan José Toro, periodista de El Potosí en su patrullaje nocturno por diferentes arterias, con el fin de tranquilizar a la población. Al día siguiente parecía haber terminado la preocupación, hasta que algún ciudadano alertó, esta vez con videos y fotografías, que un grupo de originarios del Norte de Potosí se aproximaban por la zona de San Antonio. La policía y otras autoridades se trasladaron hacia el lugar para investigar lo que pasaba. Es ahí donde los dirigentes expresaron el deseo de realizar una marcha pacífica en la ciudad para hacer un desagravio a la Wiphala y mostrar su disidencia con el Comité Cívico Potosinista.

Me imagino que hubo muchas horas de conversaciones con jefes policiales, militares, autoridades departamentales, la Defensoría del Pueblo y los dirigentes originarios. Mientras la población potosina se organizaba, esta vez, para recibir a los hermanos del área rural, no solo con banderas blancas, sino con alimentos y bebidas para hacerles sentir bienvenidos a la capital.

Ya en las primeras horas de la noche se informó que los originarios del nortepotosino hacían su entrada a la ciudad a pie, pero había un detalle increíble, estaban siendo escoltados por los mismos policías y a su paso por las calles potosinas eran recibidos con aplausos, banderas y globos blancos por la población. Además, en mercados como el Chuquimia, algunos comerciantes los esperaban con refrescos, pan y coca.

Viendo su travesía por las calles y escuchando los aplausos de los que los miraban desde las aceras parecía más un desfile que una manifestación. Esto se hizo evidente, cuando llegando al centro de la ciudad se les unió una banda que los acompañó por su paso en la histórica Plaza 10 de noviembre. Ya para entonces otra multitudinaria masa de ciudadanos los esperaba y vitoreaba con ellos ya no arengas por partidos políticos sino por la unidad del departamento.

Tras la iza de la Wiphala frente al edificio de la Gobernación y luego de escuchar los discursos de los líderes originarios priorizando los mensajes de paz en la región y de Bolivia en general; esta impresionante y nunca vista marcha en la que indígenas junto a la policía caminaba codo a codo concluyó. A pesar de que algunos dirigentes pedían a los campesinos quedarse hasta la renuncia de la actual presidente y de los representantes cívicos, la mayoría decidió retirarse. No sin antes recibir el cariño de la población, que organizada en horas de la tarde llevó arroz con leche, café y leche caliente, pan, bolsas de hojas de coca y ungüentos para los pies.

Así esta protesta disidente se convirtió en una verdadera celebración democrática en la que se pudo comprobar que diferentes puntos de vista pueden convivir, si tan solo prima el respeto a la humanidad por sobre todo, que la armonía puede ser realidad y que la mejor forma de hacer escuchar nuestra voz, la ideología política y nuestras creencias es por medio de la no violencia.

Como los camiones que se habían encargado de trasladar a todas las personas hasta Potosí, habían desaparecido, las autoridades departamentales y la Defensoría del Pueblo, nuevamente tuvieron que movilizarse para conseguir flotas y minibuses que lleven de regreso a sus hogares a los hermanos originarios. La mayor satisfacción fue que ellos comprobaron que en Potosí son bienvenidos en cualquier momento y unieron sus voces con las de la ciudad para pedir paz y unidad en Bolivia.

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

EMPATÍA Y PERDÓN EN TIEMPOS DE CONFLICTO

0
Foto:Tupiza es Noticia

DE COLOR HUMANO

Por: Eliana Soza Martínez

fizcaeliana@gmail.com

Ante la escalada de violencia en las ciudades de La Paz y Cochabamba, que están cobrando muertos y un sin número de heridos en los enfrentamientos entre bolivianos que apoyan a uno y otro bando. Desde esta columna deseamos reflexionar sobre las razones por las cuales se dieron estos conflictos y de alguna manera también encontrar una solución, siempre a partir del enfoque humanista.

En estos días se ha ido manejando, en los discursos de los protagonistas de estos eventos que se viven en el país, el tema del racismo, pero me atrevo a decir que éste es solo practicado por algunas personas extremistas. Sino veamos cómo la unidad de los bolivianos ha sido evidenciada diariamente a través de los medios de comunicación. Como siempre en esta columna preferimos concentrarnos en los valores, es decir aquellos que nos faltan inculcar, ejercer, practicar para evitar este tipo de situaciones que solo causan más dolor y violencia.

Si bien es cierto que todos tenemos el derecho de estar a favor de cualquier ideología política, religión, o tener opiniones propias sobre la actual crisis del país, es importante el respeto a las personas por sobre todas las cosas, ya lo decíamos en un artículo anterior. Pero debemos sumar a este valor uno muy significativo: la empatía, esta cualidad nos ayudará a ponernos en los zapatos del otro, intentar entender que puede tener muchas razones personales para apoyar un bando. Por supuesto que esto no quiere decir que debas pensar igual a él o ella, sino simplemente respetes su dignidad como ser humano. Pueden disentir, debatir hasta discutir, mas no llegar a la violencia.

Si tuviéramos esto marcado en nuestra forma de ser y si además supiéramos gestionar las propias emociones, se hubieran evitado los enfrentamientos entre bolivianos y hasta las muertes. Veríamos al otro y su manera diferente de pensar tan solo como eso y no como el enemigo a quien hay que herir e incluso eliminar. Lamentablemente los errores cometidos por otras personas influyen en nuestros pensamientos y acciones; buscamos cobrar estos errores, es por esta razón cuando en una ciudad hicieron arrodillar a alguien, en señal de venganza, en otra ciudad quieren también hacer arrodillar a un ciudadano, oriundo de la primera ciudad en la que se dio la afrenta. Cobrando un ojo por ojo.

En este ejemplo tiene que ver un valor muy difícil de practicar, pero no imposible: el perdón. La mayoría de las personas piensa que perdonar es señal de debilidad, de inocencia extrema porque no conocen su capacidad sanadora. Si lo practicáramos en situaciones cotidianas sería más fácil darlo y pedirlo en otras más importantes. Entenderíamos que la única manera de vivir tranquilos, con paz en el corazón es dejar el odio, el resentimiento atrás y no llevar estos sentimientos como una pesada mochila a donde vayamos. La mejor forma de deshacernos de todo esto es a través del perdón.

Más aún si nos damos cuenta de que el otro es un compatriota, no es alguien lejano, puede ser el vecino, el que cosecha las verduras que comemos a diario, el profesor que enseña a los hijos, el médico que cura a los seres queridos, el hijo de un amigo, etc. ¿Tenemos que odiarlo, solo por pensar diferente? Estoy segura de que no. Por tanto, no permitamos que otras personas influyan en nosotros, inyectando odio en nuestros corazones, no nos dejemos llevar por falsas noticias leídas en las redes sociales que incitan la violencia. Por sobre todas las cosas está la propia seguridad, pero también la del otro.

¿De qué nos sirve que el otro salga herido o incluso muerto? ¿Cómo solucionarán los problemas personales, de grupo o del país estas muertes?

Esto no significa quedarnos callados, no decir lo que pensamos, no luchar por lo que creemos, pero que al hacerlo no lo hagamos violentamente, con ira y odio al otro, sino busquemos en el corazón el respeto a la vida, a la dignidad de cualquier ser humano como nosotros y tratemos de empatizar con él o ella, aunque pensemos totalmente diferente. Solo de esta manera construiremos juntos un mejor país, con ciudadanos que posiblemente no piensan igual, pero buscan también el bien común.

   Te invito a dejar tus comentarios sobre este tema en mi blog: http://decolorhumano.blogspot.com/

Nuestras Redes Sociales

33,064FansMe gusta
1,326SeguidoresSeguir
177SeguidoresSeguir