CANCIONES DEL RECUERDO CON MERCY

Causaron expectativa muchos amigos al anunciar la actuación de MERCY, fueron muchos meses en que me resistía a asistir. Pero llegó el día, acompañado de amigos acudimos al gran concierto de los recuerdos. Desde medio día esperamos pacientemente la mentada actuación. Y llegó, el famoso cantante que lleva por nombre Antonio Misericordia, natural de Telamayu y empezó personalmente a poner en orden, a punto los equipos de sonido.

Y me entero que los sábados y domingos sin importar si es La Paz, Quillacollo, Yacuiba o Tupiza, inicia su faena de una manera muy simple y comprometido como a todo buen artista le preocupa perfeccionar el sonido.

Y MERCY inicia, encara su trabajo frente a su público que estaba esperándolo en buen número nada despreciable con, canciones del recuerdo y su plan es seducir y recordar esa música del ayer que nunca más… mejor dicho por siempre perdure en nuestros corazones.

Y empieza su repertorio con tres canciones legendarias de los Iracundos: «Calla», «Chiquillina» y «Con la misma moneda»; luego pasa a cantar temas de Leonardo Fabio, Leo Dan y Marco Antonio Solís. MERCY , es tan osado que continúa con las canciones de Sandro, Sabú…

Pasan más de dos horas y se confirmaba que este cantante que no es burda su participación y selección de canciones

Quiérase o no, hace un homenaje a esos cantantes del ayer y a las canciones del amor que cada uno de nosotros recuerda y añora.

En su haber tiene una cantidad innumerable de fiestas, de eventos de los que participó MERCY de los cuales salió airoso, se los «embolsilla» al espectador que se pone a bailar eufórica y alegre todas las canciones que pueda.

Su voz es tan versátil que no se hace problema al , «imitar»  o «emular» a cuanto cantante se le propone. Y continúa con las canciones de Sergio Denis, Baddy Richard, José Luis Perales… hace detener el tiempo, provoca recuerdos, remembranzas en sus «fans» . Pasan las canciones y es elogiado, ovacionado por su público que a veces cantan junto a él.

Para el final, MERCY da rienda suelta a su repertorio de baladas con cumbia, salsa, rock … todos los géneros de la música.

Una actuación para disfrutar. Un público muy alegre. Apoyar este tipo de música vale. Artistas como MERCY son pocos y merecen apoyo.

 

PERICO: UN ARTISTA PLÁSTICO.

1
Foto: Tupiza es Noticia

Está a punto de cumplir 80 años. Es escultor, pintor … mejor dicho es un artista plástico de esos que hoy en día ya no existen.

A «Perico» no le gusta estar encasillado en la plástica, clama por que le conozcan como un poeta y , también por su lado actoral en el afamado grupo teatral Nuevos Horizontes del cual fue parte.

«Perico» tiene un  documento identificativo que dice ser Pedro Rivas Navarro. No ha cambiado, sigue afrontando al tiempo, ese paso de los años que  no le perdona a nadie y que a uno le deja consumido físicamente.

No acepta los límites que el pasado le impone al presente. Por supuesto que es comprensible en todos esta actitud. Al dialogar con «Perico» muestra  lo emocionado y sensible al referirnos de sus amigos; Se acuerda de Liber Forti su maestro; también de Alfredo Dominguez que le patrocinó su primera exposición en La Paz; también extraña al cuentista  Gastón Suárez; y de otros amigos más.

Se jacta el  insuflar  »alma a la piedra» , lo dice de una manera sencilla, pausada , inocente y hasta irónico. El sentido de la vida es su  obsesión. Es sensible y muy generoso a riesgo de quedarse sin nada.

Es muy diligente cuando se trata de mostrarnos y explicarnos el significado  de sus creaciones, pinturas y esculturas. Guiados por «Perico», lo que parece una simple piedra , nos ubica para encontrar una silueta, una figura que da sentido a su obra que, encierra la vida, la soledad, la alegría y hasta la libertad .

En 1969 en la galería «Naira» de la ciudad de La Paz presentó su exposición de dibujos al óleo y grabados en piedra. La crítica dijo de él «… desde muy niño mostró su afición por el dibujo y la plástica. Su espíritu de hombre sencillo descubre en las formas de la naturaleza la inmensa belleza y poesía que hay en ellas y las plasma con su gran sensibilidad artística innata de este autodidacta artista».

En esa ocasión presentó 25 óleos y 11 grabados en piedra. Fue inolvidable por la cantidad de visitantes a la exposición y quién estaba a su lado fue su inseparable amigo Alfredo Dominguez . «…él no busca el elogio, el pide se pronuncie la crítica honesta, quiere saber si su obra tiene o no valor».

Las autoridades de turno, deberían fijarse en ciudadanos que aportaron al engrandecimiento  de la cultura o de esta tierra tupiceña.

Por Efe Eme.

AYER UN GRAN FUTBOLISTA, HOY SÓLO UN CIUDADANO MAS

0
Foto: Tupiza es Noticia

«Radragas» le dicen. ¿Cuándo se le pregunta por qué el apodo? Ni yo mismo sé de donde ni cuando nació ese sobrenombre, recuerdo que desde joven me llamaban así hasta hoy que pasaron muchísimos años.

Su nombre es Humberto del Barrio Ganam, nacido en Tupiza, deportista desde chico. Se inició como futbolista en 1958 cuando estudiaba en el colegio Suipacha. Saliendo bachiller se trasladó a Tarija donde jugó por cinco años en el club «Danger Royal». Ahí reconocieron la habilidad como futbolista y le contrataron por un año el club «Stormers» de Sucre.

El club profesional «Unión Maestranza» de la ciudad de La Paz vio el manejo de balón, la habilidad y estreza que dejaba en la cancha, hicieron que se traslade de Sucre a La Paz y fue , un destacado jugador por más de dos años.

A la par de jugador también trabajaba en el Servicio Nacional de Caminos como auxiliar de contabilidad. Su  capacidad futbolístico a pesar de los años seguía intacto. Un día de esos aparece un prestigioso empresario Carlos Ascarrunz , jefe de Relaciones Públicas del Banco Popular del Perú que, seguía la trayectoria del tupiceño  «Radragas» y, decidió contratarle para que trabaje en el banco con la finalidad clara de que jugara en la liga  bancaria,  logrando en 1978 obtener el campeonato de manera contundente.

Posteriormente era muy cotizado para reforzar diferentes equipos que requerían de su destreza a la hora de hacer goles y más goles.

Ahora, jubilado bancario pasa sus días siempre queriendo aportar con sus conocimientos participando como instructor deportivo . Recuerda con nostalgia a muchos de sus amigos y paisanos como Prudencio Loza, Héctor Zambrana, Ramiro y Luis Quevedo. También recuerda a Ugarte y dice de él «…antes jugábamos por amor al deporte junto al ‘maestro’ Ugarte, no como hoy todo es plata…»

Foto: Tupiza es Noticia

Hoy se lo ve al » Radragas» paseando por las calles junto a su fiel perro. Fanático de los crucigramas y de las revistas deportivas. Está siempre pendiente de sus tres hijas, ya mayores y profesionales que viven en la Argentina y que llegan a Tupiza cada cierto tiempo. Patricia, visitadora social; Zulma, Arquitecta y; Anabela, Psicóloga. Ojo que también tiene ocho nietos con los que disfruta cada que llegan a visitarle.

UN HOMBRE COMÚN: por Efe Eme.

Era un placer verlo jugar en las canchas de fútbol de Tupiza Roberto Miranda

0
Foto:Tupiza es Noticia

Fue una saeta, un exquisito con el balón, hacia diabluras con el balón, masa paraba en las canchas que en su casa. Su única obsesión era ayudar a su mamá, a quien la quería como todo hijo.

Todos se asombraban con su manera de dominar balón, fue tanto que sus amigos por la manera de jugar lo apodaron cariñosamente «payaso».

Jugador del poderoso Huracán, el club de sus amores. Jugó con muchas estrellas tupíceñas como Ugarte, Huaranca,Juan Luis Velasquez,Juan  Guerra, Hugo Flores, Miguel Burgoa, Víctor Navarro, Abel Sierra, Rogelio Ocampo, Pedro Zegarra, Mario Pereyra, Luis Yañez, Armando Barrón, etc.

Cuenta la historia que antes que Víctor Agustín Ugarte  fuera contratado por el poderoso Bolívar, personeros de la  academia le ofrecieron al famoso «payaso» llevárselo a La Paz para que jugara por el celeste, este ofrecimiento fue por que vieron grandes condiciones de futbolista, y que en la ciudad del Illimani triunfaría, grande fue la sorpresa para la.comitiva la no aceptación del «payaso». De esa manera perdió esa gran oportunidad de integrar el Bolívar. Mucho tiempo después, cuenta que rechazó la oferta por que tenia alejarse de su tierra y de su madre.

Roberto Miranda después de Huracán, pasó a filas de ‘Policar’  .

Pasó el tiempo y aparte del fútbol, llegó a trabajar en el Hospital Eguia, luego en la Controlaría, para luego trabajar en el departamento de identificaciones de la Policía Nacional. Hoy , jubilado vive en Sucre, cada dos meses siempre está visitando su tierra Tupiza de la que dice: no hay tierra como esta, en ningún lugar me siento tan bien como aquí. Con nostalgia habla de sus amigos, espécimen te de los que ya partieron y están jugando al fútbol en el cielo.  Orgulloso de sus hijos y, sobre todo de sus nietos…

Por: Efe Eme # 35™®

 

Hernán Vargas

0
Hernan Vargas

Amigo de todos, infaltable en reunión de sus amigos, diestro para los chistes, siempre está con ese humor inconfundible de buen tipo. Mas conocido como ‘singanito’  y el resto uno se imagina, mejor no elucidar para no entrar en esa maraña de especulaciones.

Hernán Vargas es un retrato humano y al mismo tiempo tierno y sin edulcorante. Provoca curiosidad y vale la pena compartir

sus vivencias de  los años maravillosos que pasó como futbolista.

Nos cuenta que en 1968 fue llamado por Mario Mercado para ser parte del ‘Bolívar’ uno de los más famosos equipos de fútbol de nuestro país, aun lo sigue siendo. Grande fue la sorpresa saber que compartiría un equipo de grandes figuras, él estaría en medio de estrellas como Reynaldo Párraga  y Roberto Grimaldo (peruanos); Jose Villarroel, Loto (argentinos); Santiago Modesto (brasilero) ; Rene Rada, Hernán Cayo, Edgar Quinteros, Jesús Herbas  y otros famosos futbolistas de la época.

Jugó modestamente y fue quizás la esperanza del fútbol, no le fue mal pero marcó historia, demostró que un tupiceño como tantos otros son referentes en el país.

Al poco  tiempo ,en 1971 fue llamado para ser parte  del equipo millonario Always Ready que estando en la ‘B» subió a la primera de la mano de David Monasterios. Fue un hecho histórico y se festejó de tal forma que hasta nuestros días no se olvida ese  paso trascendental. Pasaron tres años y Vargas paso a filas de  «Universitario» de Potosí.

Mucha agua pasó por el puente, hoy en día, Hernán es un hincha bolívarista  hasta los zapatos como él mismo dice. Ahora jubilado de la Caja de Salud, pues trabajó en la parte administrativa con esmero y eficiencia. Cada día se le ve afanoso con su clásica camisa mangas cortas, sea primavera o invierno, la sangre me hierve, dice riéndose. Siempre gentil y saludando a los amigos o  conocidos que se le cruce . Hay que verlo al medio día con qué orgullo y alegría acude al kinder  a recoger a uno de sus nietos, de los siete que tiene. Es un ‘papá’ feliz por que sus hijos Gustavo, Luis, Claudia, Miguel y Verónica ya mayores y con un futuro brillante le dan esa felicidad; su compañera de toda la vida, la que le soporta es doña Rosaura Poma.

Hernán Vargas no es el bolivarista “pura boca» que nunca patearon un balón (de estos hay cientos). Es bolivarista con méritos de haber sido parte del equipo de primera, aunque les duela a muchos, dice riéndose al final de esta nota.

Por: Efe Eme # 35™®

Nuestras Redes Sociales

24,730FansMe gusta
913SeguidoresSeguir
139SeguidoresSeguir